Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Inicio >> Blog >> Entrada:

Cumplir con la RGPD en tu web, la mejor forma de cuidar de tus clientes y de tu empresa

Ya hace casi dos años de la publicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y a pesar de que las multas por su incumplimiento pueden alcanzar los dos millones de euros o el 4% de facturación de una empresa, muchas empresas por razones tan variadas como pueden ser el desconocimiento, o la falta de tiempo, siguen sin aplicarlo adecuadamente.

Y esto es algo bastante temerario, porque no hay que olvidar que cualquier ciudadano puede presentar una reclamación sobre daños y perjuicios por vulneración del RGPD de manera sencilla, rápida y fácilmente demostrable. 

Si lo miramos por el lado positivo, algo tan sencillo como el cumplimiento del RGPD, se convierte en un símbolo del cuidado y del mimo que tiene una empresa hacia los datos de sus clientes. Una forma más de demostrar que pone al usuario en el centro de todas sus estrategias empresariales.

¿Y cómo debe aplicarse? La respuesta es muy sencilla. Siempre en base al principio de transparencia, es decir, ofreciendo información sobre el tratamiento, captación y uso de los datos de manera concisa, transparente, inteligible y de fácil acceso, con un lenguaje claro, sencillo, preciso e inequívoco.


movil mostrando compra

Sí, el RGPD es muy estricto pero la buena noticia es que, si tu empresa lo cumple no sólo lo hará a nivel europeo, sino que también lo hará a nivel global ya que este reglamento es de los más restrictivos del mundo.

Si nos centramos en el mundo digital, el RGPD obliga a su cumplimiento a toda web, blog, aplicación… que recaben cualquier tipo de información, desde datos que van desde los más aparentemente inocuos como una IP, a los más sensibles y personales.

Y esta información puede conseguirse de múltiples maneras: formularios de contacto, suscripción o comentarios; venta de productos o servicios; cookies que recojan datos sobre la actividad de los usuarios de la web… por lo que si quieres saber si tu web cumple o no con el RGPD, puedes contestar a las siguientes preguntas:

  • - ¿Pido un consentimiento de aceptación de entrega de los datos de manera explícita e inequívoca?
  • - ¿Informo de manera clara del uso de esos datos?
  • - ¿Tienen mis usuarios un acceso fácil a los datos que les conciernen?
  • - ¿Realizo controles periódicos del tratamiento de estos datos?
  • - ¿Poseo un protocolo de actuación en el caso de una brecha en el sistema de seguridad que guarda esos datos?

Si tienes dudas de si realmente estas cumpliendo o no con el RGPD o necesitas ayuda para aplicarlo de forma correcta, puedes solicitar un diagnóstico gratuito a uno de nuestros asesores.

Y para acabar, algunas aclaraciones sobre el RGPD que te pueden ayudar a conocer más en profundidad este reglamento:

¿Cuál es el objeto de la protección de datos de carácter personal?

Proteger la intimidad y demás derechos fundamentales de las personas físicas frente al riesgo que para ellos supone la recopilación y el uso indiscriminado de sus datos.

¿Qué son los datos personales?

El RGPD define en su artículo 4 los «datos personales» como toda información sobre una persona física identificada o identificable («el interesado»), considerándose persona física identificable a toda persona cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, en particular mediante un identificador:

  • Nombre
  • Número de identificación
  • Datos de localización
  • Un identificador en línea
  • Uno o varios elementos propios de la identidad física, fisiológica, genética, psíquica, económica, cultural o social de dicha persona

Otros términos que nos puede venir bien tener claros y a los que se hace referencia en la RGPD son los siguientes:

¿En qué consiste el “tratamiento”?

El término hace referencia a cualquier operación o conjunto de operaciones realizadas sobre datos personales o conjuntos de datos personales, ya sea por procedimientos automatizados o no, como, por ejemplo: 

  • Recogida
  • Registro
  • Oganización
  • Utilización
  • Estructuración
  • Conservación
  • Adaptación
  • Comunicación por transmisión
  • Modificación
  • Extracción
  • Consulta
  • Difusión

…o cualquier otra forma de habilitación de acceso, cotejo o interconexión, limitación, supresión o destrucción de los mismos.

¿A quién se considera “responsable del tratamiento”?

Es la persona física o jurídica, autoridad pública, servicio u otro organismo que, solo o junto con otros, determine los fines y medios del tratamiento.

¿Quién es el “encargado del tratamiento”?

Es la persona física o jurídica, autoridad pública, servicio u otro organismo que se encargue del tratamiento de los datos personales por cuenta del responsable del tratamiento.

¿Quién es el “interesado”?

Es el sujeto o titular de los datos.

¿A qué se hace referencia con el “consentimiento del interesado”?

Abarca a toda manifestación de voluntad libre, específica, informada e inequívoca por la que el interesado acepta, ya sea mediante una declaración o una clara acción afirmativa, el tratamiento de datos personales que le conciernen.

En caso de que los datos que se vayan a tratar sean especialmente protegidos, o puedan adoptarse decisiones automatizadas o vayan a existir transferencias internacionales de datos, el consentimiento debe ser explícito.

¿Quién es la “autoridad de control”?

Es la autoridad pública independiente establecida por un estado miembro de la Unión Europa y en nuestro país es la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) es la autoridad estatal de control independiente encargada de velar por el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos Garantiza y tutela.

Logo Agencia Española de Protección de Datos

Y si quieres leer el RGPD al completo puedes hacerlo aquí

No te compliques la vida, y cumple ya con la RGPD.

¿Quieres que uno de nuestros expertos te informe de si estás cumpliendo o no con la RGPD?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram